24 sept. 2014

JUEGAZOS: LA TORRE DE RUDESINDUS

Como ya os conté en la Crónica de la celebración del mecenazgo del V20 además de una grata experiencia también me traje a casa un nuevo juego. Y después de leerme el manual he decidido que tiene lo necesario para entrar en la categoría de Juegazos y que os hable de él.

La Torre de Rudesindus

En La Torre de Rudesindus los jugadores toman el papel de un lutín ¿qué que es un lutín? pues un lutín es un pequeño demonio que ha firmado un contrato de servidumbre con un gran mago a cambio de una recompensa que es lo que más añora del mundo.

En este caso los Lutines sirven a Rudesindus un mago increíblemente poderoso pero muy desordenado y despistado lo que causa multitud de problemas a los lutines que deben encargarse de todo cuando Rudesindus esta fuera de su Torre, lo que sucede muy a menudo.

Las tareas que corresponden a un lutín son sencillas: regar las plantas, hacer la comida, limpiar las mazmorras; o al menos serían sencillas para alguien de tamaño humano. Pero el lutín más grande no supera el tamaño de un gato lo que convierte cualquier tarea cotidiana en absoluta aventura, sobretodo si añadimos elementos mágicos y desagradables e insufribles seres como Lucifer el gato, las ratas del almacén, los cuervos del huerto o las palomas de la torre cuyo mayor placer es hacer más difícil la vida de un lutín.

Lutines cargando una llave

Pero todo tiene su recompensa, y después de los 13 largos años de servicio a los que los lutines se comprometen en su contrato Rudesindus les dará lo que más desean.

Además de su divertido trasfondo La Torre de Rudesindus tiene otras dos grandes virtudes que lo convierten en un juegazo. La primera es el manual en si, es increíblemente ameno de leer ya que esta escrito como si el lector fuera un lutín recién llegado a la Torre y estuviera recibiendo una visita guiada por parte del gruñón Goblop el Portador de la Campana (el jefe de los lutines) en la que le muestra todas las estancias, a los habitantes de la Torre y por supuesto le explica sus obligaciones. Pero por si aún así en el grupo de juego hay alguien perezoso para la lectura de manuales, no hay problema, este solo tiene 44 paginas. Y si aún así hay quien no quiere leer el manual pero quiere jugar, no hay problema, al final del manual se dan algunos modos de juego alternativos e incluye uno que yo denomino "modo para vagos" en el que solo es necesario que el master se haya leido el manual.

Goblop el Portador de la Campana
La segunda es que las reglas tanto de creación de personaje como de sistema de juego son increíblemente sencillas, todas pueden explicarse en menos de 10 minutos. Para rellenar la hoja del personaje que tiene la forma de un Contrato Infernal tan solo hay que escoger un nombre, tres tareas que el lutín esta obligado a cumplir, el campo de la creación sobre el que posee magia y un maximo de cuatro virtudes que irán acompañadas del mismo numero de defectos; y listo ya tenéis vuestro lutín. El sistema de juego se basa en una tirada de tres dados de seis escogiéndose el resultado mayor, menor o del medio según la habilidad del lutín para la acción que haya requerido la tirada. Como veis mas fácil imposible.

Es un juego perfecto para aquellos que estén iniciándose en el rol por su sencillez o para grupos que no dispongan de mucho tiempo o que tengan dificultades para juntarse de forma regular, ya que su simplicidad y trasfondo lo hace idóneo para partidas que duren una sola tarde, aunque también pueden jugarse partidas de varios días de duración.

Espero que os haya gustado, si tenéis la oportunidad no dejéis de probar este juegazo. Ahora debo irme, ha sonado la Campana de la Llamada y como buen lutín no me queda más remedio que ir, aunque eso figura en mi contrato grrrrr.

2 comentarios:

  1. Un primo mio lo tiene y dice que es muy bueno, yo la verdad que no he jugado aun ...
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues en cuanto tengas la oportunidad juega con tu primo y pruebalo, no te arrepentiras.

      Saludos.

      Eliminar