14 dic. 2012

COMIENZA EL VIAJE

Hay tres tipos de películas importantes dentro del frikismo. Unas, las más comunes, son ese tipo de películas que se convierten incluso antes de estrenarse en el centro del mundillo friki, pero que son menospreciadas o en el mejor de los casos ignoradas por el resto de la gente.

El segundo tipo, que ojala no existiera, es el compuesto por esas películas que tienen una temática a priori totalmente friki, pero que son despojadas de toda su esencia para que gusten a todo el mundo. O incluso peor aun, son retorcidas y deformadas perversamente para crear aberraciones que gusten a los gafapasta, y que todo el mundo alaba aunque den ganas de suicidarse, por miedo a ser tachados de incultos, simples o vulgares.

El tercer tipo es casi inexistente, es el tipo de la esperanza, el formado por ese reducido y selecto grupo de películas que no solo se convierten en el centro del mundo friki, sino que convierten el mundo en el centro del universo, atrayendo a muchas ovejas descarriadas y perdidas a los amorosos brazos del frikismo. Hoy se estrena en España una de esas películas, El Hobbit: un viaje inesperado. Y por fin tendremos la respuesta a todas las dudas y anhelos que ha generado, ¿es tan buena como promete? ¿estará a la altura de El Señor de los Anillos? ¿se ha equivocado Peter Jackson al hacer una triología de un libro tan pequeño? ¿o ha acertado? es hora de saberlo.

Comienza el viaje.


2 comentarios:

  1. El problema, si es que lo hay, consiste en ser conscientes que "El hobbit" no es una historia de la importancia y trascendencia de "El señor de los anillos". Digamos que es más ligera. Si tenemos en cuenta ese detalle a buen seguro no defraudará menos o nada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que practicamente todo el mundo tiene claro que El Hobbit es una historia mucho más ligera y menos densa que El Señor de los Anillos. Y creo que precisamente por eso ha suscitado tantas dudas, que un libro mucho mas pequeño y ligero sea adaptado en el mismo numero de partes que una obra del tamaño y la profundidad de El Señor de los Anillos.

      Para mi particularmente es una buena señal, ya que siempre me da la sensación de que en las adaptaciones cinematrograficas de libros se pierden muchas cosas importantes por la limitación del tiempo. Como por ejemplo en La Comunidad del Anillo donde se saltaron toda la parte de Tom Bombadil, lo que tuvo como consecuencia la estupida explicación que se da en El Retorno del Rey sobre la muerte del Rey Brujo. En este caso al ser tres películas de un libro tan pequeño puede que eso no pase.

      Esta tarde empezare a salir de dudas.

      Saludos.

      Eliminar